jueves, 24 de febrero de 2011

“Tan Solo Este Recuerdo”


Puedo decir esta noche
Que aun te amo
Y mañana me brotaran madreselvas.

Puedo decirte
Que hoy en mi soledad
Aun te espero
Aunque ya no te quiera.
Y brotar sobres tus pechos
En un amanecer nuevo.

Hoy otras sabias, otra boca
Te dirá… te quiero.

Que he buscado en la madrugada
Un amanecer nuevo
Para olvidar ese aromar de flores
Que se fue para los cielos.
Así poder buscar en tu alma
y descubrir que no me quieres.
Pero este silencio mío
Te habrá de recordar siempre
Aunque ya no te ame
Vivirás en mis recuerdos
Como la más preciada flor
Estarás en mi silencio.

No voy a decir tu nombre
No tengo porque hacerlo
Si de nuestro amor nada queda
Tan solo este recuerdo.
Puedo decir invierno
Y te espero.

Aunque en mi soledad
Te vaya extrañando.
Por si alguna vez me amaste
Di, amor te quiero.
Aunque tus labios mientas
Recuérdame siempre en silencio.

Dime amor cuantas veces
Recordaste de mí, este amanecer nuevo
Y si alguna vez en tu fría soledad
Me viste llegar
Musitaste en silencio, como te recuerdo.
Y si me amasteis
Grítame desde aya lejos
Un, te quiero.

Puedo decir que ya no te amo
Y he olvidado ese mal momento
Puedo decir invierno
Puedo decir ya no te quiero
Y se te di tu libertad
Fue para que descubras
Otros amores nuevos
No fue para que me olvidaras
Como lo estás haciendo
Si te dije que no te amo
Fue mentira, que no te amo
Aun vives en mi
Y si tú también hoy recuerdas
Sabrás en tus andadas
Que de tanto amarte
Mi alma esta destrozada.
Fin
Derechos reservados: Adán Maimae

martes, 22 de febrero de 2011

“Mujer”



Mujer, hoy te sueño despierto
Y me brota a lo lejos
Un te quiero.
Quiero sembrarte de flores
Y llenar tu cesto
Con caricias y besos.

Mujer eres la dulce madera
De mi silencio
Y junto caminamos una vez
Y te dije te quiero.
No fue un querer del momento
Fue un querer eterno.

Mujer, serás en el tiempo
Madre de muchos retoños nuevos
Y abrazare de ti mi emblema
Y sobre el horizontes de mi tierra
Lo pintare de muchos…te quiero.

Mujer,
Eres el refugio de mis brazos
Y cuando más te miro mas te deseo
Y dejo volar este pensamiento
Y digo amor, te quiero
Aunque en mis largas noches de invierno
No te tengo
Guardo el frescor de tus brazos
Calidos, suaves y tiernos.

Hoy me recordé de ti
Y abrazando mi llanto
Sobre tu aromar de madera
Me soplaban tristeza
Sobre mi tierra.
Y te ame una vez más
Como la vez primera.

Mujer
Sembrare en ti, muchos retoños
Y daremos frutos nuevos
Serás la madre de mis hijos y muchos hijos
Porque es mucho lo que te quiero.
Y veremos en nuestros hijos
El madurar de la madera
Y seremos eternos
Sobre la faz de nuestra tierra
Porque nuestros hijos y sus hijos
Serán curtidos por nuestra madera
Y nuestra madera ha florecido por nuestro amor
Aquí en nuestra tierra.
Fin.
Derechos reservados: Adán Maimae

“Aun te sueño”



http://nostalgiadelpueblo.blogspot.com/feeds/38470134321363494/comments/default


             




Al despertar la mañana

Cobijo en mis pensamientos, tus ojos

Y tus calidos besos.

Recuerdo de ti…tu cuerpo

Y me figura tu nombre

Aquí en los cerros.


Me duele tu ausencia lejana

Como un manojo de pensamiento

Se desmoronan entre mis dedos

Como tus labios…en mis besos.

Este recuerdo mío

Me brota en la madrugada y espero.

Muchas tarde te espere

Y en las madrugadas también

Y no llegaste.

Abatido en la soledad

Me ha ido doliendo la vida

Y en este cantar de ternura

Te nombra amada mía.

No se… si tu me recuerdas

Ho si ha brotado en ti la alegría.


No se si he faltado a ser hombre

Por dejar que te marches

Es que… no pude retenerte

El amor nace en el alma

No por necesidad complaciente

Y si tú no me amaba

No puedo obligarte a que te quede.

Hoy te sueño

Y es un sueño de agradecimiento

Aunque el alma duele

Seguiré mi caminar lerdo

Solo y sin compañía

Se ha ido consumiendo en silencio

Mi precaria vida.

Y no puedo maldecirte

Vida mía.

Fin.

Derechos reservados: Adán Maimae

"Esos dulces Pechos"


Ame,

Mucho una vez

Y se me hizo tarde.

Y hoy, después de mi infancia

Me recuerdo tu mirada

Tu pelo, tu cuerpo

Y porque no decirlo

Esos hermosos pechos

Chiquitos,

Pero placentero

Pechos de niña quinceañera

Que al paso del tiempo

así mismo se mantuvieron.



Te ame y te recuerdo

Es dulce recordarte

Aunque sea en silencio

Para no dañar a nadie

Con lo que hoy estamos sintiendo.

¡Ha! angelicales y sublimes pechos

Como grabados se quedaron

Aquí en mis pupilas

No porque hayan sido los primeros,

Hubo muchos

Grades y muy grotescos

No fueron como los tuyo

Que aun están en mis recuerdos

Dulces y calidos

Que invitaban a pasión

a lujurias y desenfrenos.



Y aquí estoy

Recordándote

Como siempre lo he hecho

Hoy otros manos acarician tus pechos

Otros labios son dueños de tus besos

Pero ese otro no sabe

Que mis manos y mis labios

Fueron primero.

No tienen porque saberlo

Si este amor sincero

Se quedaron guardados

Como el más dulce recuerdo

Que hayamos tenido en nuestros tiempos.

Fin

Derechos reservado: Adán Maimae

domingo, 20 de febrero de 2011

“Desde el fruto de tu Vientre”

                                                  He madrugado esperanza

Desde el fruto de tu vientre

Y me nace primavera

De tanto quererte,

Yo….soy malo queriendo

Pero…si brota una semilla

Te amare hasta mi muerte.



Y volveré en siembra

En amaneceres nuevos

Para arrullarte en mis brazos

Y llorare junto a ti.

Por este fruto que me has dado.



He sido malo llorando

Pero cuando una semilla brota

El macho se va olvidando.



Recuerdo amaneciendo

Lo emotivo de tu cuerpo

Un dejo de nostalgia

Me invade el pensamiento.

Es que hace mucho que espero

Y mi espera se ha convertido en sufrimiento.



Ayer abrasé mi tierra

En donde plasme mis sentimientos

Y dibuje tu nombre

Junto aquella semilla

Que en tu vientre esta creciendo.



Soy feliz, pero tengo temor de serlo

Tengo miedo,

Que este mundo mal habido

Maltrate mis retoños nuevos

Y hagan de ellos

Esclavos venideros

Como lo fueron sus padres y sus abuelos.



Desde el fruto de tu vientre

Se me asoma la imagen

De lo mucho que yo ansío

Y he deposita sobre tu boca

Un beso eterno

Para agradecerte

Por el hijo que es tuyo y mío.

La soledad no abrumara su andar

Porque tendrá padre y madre

Que por el sabrán luchar

Y no habrá cansancio

Que me haga desmayar

Habrá fuerza y lucha

Que en ti se forjaran.

Fin
Derechos Reservado: Adan Maimae

sábado, 19 de febrero de 2011

"Este amor prohibido"


Me entregaste
La dulzura de tu cuerpo
Y me amas con loco frenesí
Yo preso de tus besos.
Amarte fue lo más sagrado
Aun sabiendo que era pecado.
Este amor prohibido
Que la gente
Va criticando por ahí
Y nos martiriza a diario
Y no nos deja ser feliz.
Que más podemos pedirle a la vida
Si ya hemos pecado
Si lo nuestro se cocina a escondida
Y tú sabiendo que soy casado
Que más podemos pedir.
Que la divina providencia
Nos entregue el cielo
Como regalo.

Nada pido solo amarte y nada mas
Hoy que me deje partir
En busca de otros brazos
Y me maldigo
Por dejarte el corazón hecho pedazo
Se que ya con nada
Puede repararlo ni con sollozo ni abrazos
Solo te pido que perdone
Tan solo una aventura
Andaba buscando
Y nunca pensé que tu
De mi te estabas enamorando.
Soy casado y lo sabias
Soy lo prohibido
Y tú aceptaste
Este desafío.
Ahora no me llores
Solo perdón te pido
Nunca te ame
Nunca te he mentido
Y si aun me sigues amando
Tan solo disculpa te pido
Pero lo nuestro
Siempre fue prohibido.
Fin.

"Palomita Negra"



La paloma negra
va surcando camino
hacia su destino final
el cansancio y la soledad
lo van acribillar
pero se de un palomo
que la quiere conquistar
abrirá sus alas
la paloma negra
para dejarse amar
Ho tendrá el palomo
que volar y volar
y si muere la paloma negra
el palomo
no se ira,
quedara prendido en el aire
derramando llanto
y así en silencio morirá
dos palomos muertos
de pura soledad
fue tarde su destino
para construirse la felicidad
Paloma negra
De amar desesperado
Deja descansar tu vuelo
En las alas del palomos
Que tanto te ha amado
Y picotea, y picotea
Mira que muy rápidos pasan los años.
Mi palomita
Incansable viajera
Extiende tus alitas
Para que en tu blanco plumaje
Este palomo muera.

Fin

"Soñabamos Ser Libre y Volar”



Desde el abuelo y mi padre
Que llevo un cansancio en el pensamiento
Y al volver la mirada
Divise el camino muy mal hecho.
Y te vi desbordante y ansiosa
Sobre tu lecho.

No se si me quedo oh sigo mi caminar
Y te dejo con tus sueños y mis sueños
En donde queríamos ser libre
Y por los cielos cual ave volar

Si me recuerdo ese día
Dibuje sobre tus pechos
Un cielo, una estrella
Y al ver tus ojos
Divise mi tierra y mi bandera.
Y te ame…por dios
Cuanto te ame sobre mi tierra.

Me broto del alma un silencio
Y llore para mis adentro
Tú y yo queriendo ser libres
Y volar como las aves por los cielos
Y aunque luchemos contra el viento
Queríamos luchar por caminos nuevos.

Y aquí estoy solo, poco a poco muriendo
Viviendo de recuerdos, divagando abecés
Clamores ajenos
Nunca pude volar por el cielo,
Tuve que caminar
Los caminos de mi padre y mi abuelo.
Que difícil caminar por caminos
Que otros ya anduvieron
Te embarga la tristeza y se te enluta el alma
Cuando te llueven los recuerdo.

¿Y tú mujer en donde estás?
¡Te olvidaste que soñábamos con ser libre!
Y al pensarte, me entra la pena
Y vómito rabia
Por que cada tarde, este loco te espera.
Tan solo te digo que si me buscas
Me encontraras en cada mano obrera
Lo recuerdas amor, lo recuerdas
Soñábamos con ser libre
Tú encumbraste el vuelo
Yo me quede por luchar por mi tierra.
Del amor hacia ti es eterno
Como eterna será mi bandera
Que aun sostienen
Estás manos obreras.
Fin
Derechos reservados: Adán Maimae.

“Lo Hermoso es que te Amo”


Lo hermoso es que te amo
A pesar de que esta soledad
Que hoy embarga mi habitación.
Me va dejando la muerte
En mí herido corazón.

Es cierto no estuve
Pero de fuerza tuve que marchar
Me apile llorando a mi remolón
Tu no sabia cuanto tardaría en regresar.

Allá por la cordillera
Se me vino la soledad y la angustia,
Te amaba llorando
Recuerdo… a un tío rezongón
Se le encrespo la boca
Para sacarme a quien me parió.

En mis catorces abriles todo me dolió
La sangre hervía dentro de mis venas
La tarde se volvió barbecho
Mi corazón se revolvía
Como cuando se da vuelta la tierra.

Ahí te llamaba en mis pensamientos
Y será cosa de chico tal vez
Que te veía en el cielo.
Me brotaba una sonrisa
Porque sabe que te quiero
Y vives en mis pensamientos.

Al regreso, de este largo laborar
Me sacudió la tristeza
Y se enluto todito mi corazón
Me lloro tu ausencia.
Tan distinto nuestros destinos
Que me fui deshojando penas.

Lo hermoso es que te amo
Y en el umbral de la tarde te estoy besando
Te recuerdo un río
Y te extraño.
Me iras a sola queriendo
Y me dirás que me amas
Y por las noches llegaran mis recuerdos
Al borde de tu cama.

Tan distintos nuestros caminos
Tu floreciendo en flor
Y yo creciendo robusto
Para servirle a tu padre el patrón.
Quiero… seguir así
Porque así, te recuerdo bien
Y cuando tú vuelvas por si vuelve
Estaré para servirle a usted.
Fin
Derechos reservados: Adán Maimae

“Quiero Poseerte”.


Bajo la lluvia caminare
Y pondré en ti
Mil estrellas de soledad
Este amando me recuerda
Que la noche es fría aquí en la ciudad.

No se si engañarte
Y no decir mas te quiero
No se si poseerte
Por un mero capricho
No se.

No quiero aprovechar
Esta necesidad
Con solo poseerte
Quiero amarte
Pero no es así.

Este diluvio de emociones
Que hoy llegan a mí
Me perforan el alma
Y no quiero hacerte sufrir.
Te ame y así fue
Pero hoy ya no lo es.

Y tu tan dócil he ingenua
Me ofreces pasión
Y yo no quiero engañarte
Poseerte seria bueno
Pero no quiero herir tu corazón.
Por capricho y no por amor.

Perdona
Fácil seria decir que te quiero
Y llenarnos de lujuria
Pero cuan triste estaría
Al saber que he mentido
Solo use tu cuerpo
Para desahogar la necesidad de este impío.

Me odiaras por no cometer tal barbarie
Pero prefiero a que me odie
A que maldiga mi andar
No te voy a poseer
Me dirás de todos epítetos
Pero me voy tranquilo
Y tú ya sabes que no te quiero.
Fin
Derechos reservados: adán Maimae

viernes, 18 de febrero de 2011

“Me debes un Sueño”.

Este amaneciendo tempranero
Me llena de esperanza
Y de un hilvanar de palabras
Que por ti espero.
No se si puedo pensar en ti
Ho decir que te quiero
Solo se que un manojo de estrellas
Me gritan que me debes un sueño.

Tal vez ese sueño
Dilate la esperanza
De otro amanecer nuevo
En donde la alforja de mi vida
Acumule
Otros amaneciendo.

Mi niña,
Dulce romancera de mi soledad
Cielo entrelazado
Entre luz y oscuridad
Me da por   decir tu nombre
Y solo te murmuro
Que me debes un sueño y nada más.

Ayer dije tu nombre
Dije por ejemplo que te quería
Y conversando conmigo
Me brotaba en el alma
Lo mucho que te quería.
Me debes un  sueño
Y hasta la amanecida.
Si yo contara mi niña
Los sueños que me debes
Serian hilera de sueños
Sobre una campiña.

Me debes un sueño
Y este debiendo
Aun lo espero
Nada cobro,
Soy sereno
Aunque por las noches
Yo me desvelo
Quiero decir tu nombre
Y te digo que te quiero.
Fin.
Derechos reservados: Adan Maimae

“Como mi primer libro”


No se si fue tarde
Aquel día
En que perdía
Tu inocencia.
De tus ojos
Brotaron unas lágrimas
No se si de emoción
Ho de amor.

Ese día si mas
No recuerdo
Nos confundimos
Sobre el forraje
De aquel granero
De tu boca salio
Un te quiero.

Y yo recorría tu cuerpo
Como cuando acaricie
Mi primer libro
Que mis abuelos
Del pueulo
Me trajeron,
Ahí quedo el libro
Nunca pude leerlo
Solo una hoja
Mire lo recuerdo
Y así quedaste tú.

Y hoy
Que el cansancio
Me va ganando
Que apunto mis pasos
Pa. No se donde
Te recuerdo.

Tú te quedaste en el campo
Yo endilgue pal pueulo
Hubo retoños nuevos
Un día como hoy, me lo dijeron
Quise reconocerlo
Pero había otro padre
Otro leía el libro
Que no termine de leerlo.
Fin.
Derechos reservados: Adán Maimae

“allá en los maitenes”

          
Florecieron las madreselvas
Y me atormenta el solo pensar
Que hay otro
En mi lugar.
No quiero morirme hoy
Sin conocer de ti
Que también me supiste amar.
Ayer pase por los maitenes
Mi pecheron
Se puso a relinchar
Parece que recordaba
Que ahí me solía llevar.
Siendo un mocetón
Alcancé tus brazos y tus besos
Recuerdo allá en los maitenes
¡Ha! Como acaricie tus pechos
Pechos dulces de niña quinceañera
Pechos tímidos y hermosos
Que me parecían dos estrellas.
Allá en los maitenes
Florecían los cerezos, los arrayanes
Y sobre el pasto
Se cubrían las margaritas,
Recuerdo que juntos jugábamos,
Me quiere mucho
Poquito nada.
Que infancia más bonita
Que me brotan del alma
Y parece que jue ayer
Que junto nos postramos en la pampa.
Me tome de la infancia
Un poquito de nosotros
Y no quisiera molestarte
Si recuerdo un poco.
Este recuerdo tuyo
Me viene de tiempos maldecidos
Si no hubiera sido por mi condición
Ya seria tu marido.
Pero el destino nos dejo a mitad de camino
Crucé los mares
En busca de otro destino
Y aun siendo viejito
Recuerdo esta infancia
Y en lo felices que fuimos.
No quiero morir de viejo
Sin cruzar unas palabras
Pero si te veo hoy en el camino
No se me hace conocida tu cara
Pero los recuerdos son los que me embargan
Y puedo cantarte hoy
Y muchas más
No quiero herir a nadie
Son cosas de niño
Que uno nunca olvidara.
Fin.
Derechos reservado: Adán Maimae

“De tanta Desolación”

Ya no florecerán los campos
Y del camino,
Solo una huella queda
Fueron tan diferentes nuestros destinos
Que hoy me esta matando la tristeza.

Junto hicimos nuestro nido
Y abrazados bajo una higuera
Dejamos que nos cubra el rocío
Amanecida tempranera
Como nos amamos amor mío.

Hoy son distintos nuestros pasos
Tomaste otro camino
Aunque hubieron muchas promesas
Y de tanto amarte
Yo no te olvido.

Tú sigues en pueblo
Yo cuidando lo que fue tuyo y mío
Mientras las gardenias cubren
Las bardas
Yo dentro estoy muriendo de frío.

Después de ti
Nunca más broto el amor
La casita de madera y cartón
Se están cayendo
De tanta desolación.

Amor cuando pases por mi casita
Veras que sigue chiquita
No golpees si quieres entrar
 Mejor no lo hagas por favor
No quisiera verte llorar
Yo se que te acordaras
De lo bello de nuestro amor
Pero tú dejaste el camino
En busca de nueva flor.

Te amo y te seguiré amando
 Mi exilio fue mi campo
Unas cartas viejas acompañan mis días
Que yo mismo las escribí
Y que nuca las envíe
Jamás llegaran a ti.
Te digo adiós llorando
Y no quiero que sea tu dolor
Piensa que te sigo amando
Aunque lejos estemos los dos.
Fin
Derechos reservados: Adán Maimae